Loading

sábado, 24 de diciembre de 2011

La delgada línea entre la libertad en Internet y los derechos de autor

iConocimientos no está a favor de la piratería, y aunque esto sea una declaración de intenciones a la comunidad de internautas, el motivo es muy sencillo, no por que lo diga la ley o sea lo correcto, si no por que detrás de todas las grandes compañías hay un pequeño autor que invierte un esfuerzo considerado trabajo por el que busca una remuneración económica y si nadie paga dicho material, dicho esfuerzo será en vano.

No obstante aunque las descargas digitales ilegales existen, el producto siempre va a tener ventas, incluso hay quienes después de probar un software de forma ilegal, si les gusta el producto, acaban adquiriendo el original, cosa que no siempre pasa.

El problema no esta en descargar productos digitales de forma ilegal, si no en la conciencia de la comunidad que las descarga, puesto que a pesar de estar contentos con el producto que han obtenido de forma ilegal, no remuneran al autor de forma económica promoviendo que grandes autores no puedan seguir realizando el mismo trabajo o bien, mejorarlo.

Hoy día, que esta tan de moda la famosa "Ley Sinde" por la cual se prohiben todas las descargas ilegales de Internet, es querer matar la mosca a cañonazos, ya que la libertad en Internet se verá gravemente dañada y la comunidad en Internet perjudicada, y es que hay que encontrar un termino medio entre "robar un producto por el que sí pagarías" y "probar un producto que jamás pagarías" en el caso de que si el producto llegará a agradarte, pagarlo en un futuro. Pero para eso hay que concienciar desde la base y es muy difícil de conseguir, al igual que es muy difícil de conseguir prohibir la piratería digital, quizás la respuesta se encuentre en un termino medio.

Y es que si bien en la mayoría de los casos las descargas ilegales se estipulan en perdidas, en otros se ve recompensada como un escaparate a compradores que jamás hubieran pagado por ese producto.

¿Qué sentido tendría para la mayoría de internautas el pago de una cuota mensual de Internet si no pueden descargar productos digitales?, ¿No sería la solución que los autores que se vean perjudicados por las descargas en la red, se vean remunerados por un porcentaje de lo que la comunidad paga por dicha conexión, dependiendo del porcentaje de descarga de dicho producto?.

Lo que esta claro es que con el abuso, la calidad de los productos futuros se vera afectada.

Dentro de lo absurdo nos encontramos a grandes compañías denunciando a creadores de programas, por los cuales la mayoría no se ven beneficiados a pagar cantidades astronómicas de dinero.

Entrevista con Pablo Soto, uno de los creadores de un programa P2P de descarga de música por Internet que fue denunciado a pagar 13 millones de euros.

No hay comentarios:

Visita la tienda de iConocimientos